BHealthy Blog

Mantenga La Enfermedad Renal Bajo Control

Tomar medidas para preservar la salud de los riñones es importante para todos, pero si está en riesgo de padecer una enfermedad renal, debe estar especialmente alerta. La detección y el tratamiento tempranos de un problema podrían ayudar a prevenir o retrasar el daño renal.

Es posible que los riñones no sean los órganos más glamorosos de su cuerpo, pero el trabajo que realizan es esencial para su salud. Cuando ocurren problemas renales, la enfermedad renal crónica (ERC) y la insuficiencia renal, también conocida como enfermedad renal en etapa terminal, podrían estar en su futuro. Afortunadamente, la enfermedad renal se puede prevenir o retrasar con una detección y un tratamiento tempranos.

Daños al sistema de limpieza del cuerpo

Los riñones son órganos que limpian la sangre. Eliminan los desechos del cuerpo en forma de orina y filtran las toxinas de la sangre. También ayudan a crear glóbulos rojos, regular la presión arterial y desarrollar huesos fuertes.

La ERC ocurre cuando los riñones están dañados y se vuelven menos capaces de hacer su trabajo. Según la National Kidney Foundation (NKF), la diabetes y la presión arterial alta son las causas más comunes de daño renal, seguidas de enfermedades que causan inflamación y daño a las unidades de filtrado del riñón.

Otros trastornos, como infecciones frecuentes del tracto urinario, cálculos renales y tumores, también pueden ser responsables.

Sin tratamiento, la ERC puede provocar complicaciones como anemia (falta de glóbulos rojos que transportan oxígeno) y daño a los nervios.

La ERC también aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca y de los vasos sanguíneos. Con el tiempo, puede provocar insuficiencia renal, que requiere diálisis (filtrar la sangre con una máquina o mediante un tubo abdominal para eliminar los desechos) o un trasplante de riñón.

Factores de riesgo

Dos factores de riesgo para la ERC son la diabetes y la presión arterial alta, según la NKF. Otros factores de riesgo incluyen ser mayor y tener antecedentes familiares de ERC.

La ERC también es más común en negros, hispanoamericanos, asiáticos, isleños del Pacífico e indios americanos que en blancos.

Señales de problemas

La mayoría de las personas no presentan síntomas de ERC en las primeras etapas de la enfermedad. Sin embargo, los siguientes síntomas pueden indicar insuficiencia renal y requieren atención médica:

  • Sentirse más cansado de lo habitual.
  • Falta de apetito.
  • Problemas para dormir.
  • Picazón en la piel seca.
  • Calambres musculares nocturnos.
  • Pies y tobillos hinchados.
  • Ojos hinchados, especialmente por la mañana.
  • Necesidad de orinar con más frecuencia de lo normal, especialmente por la noche.

La detección temprana es clave

También debe preguntarle a su médico sobre pruebas especiales para detectar enfermedad renal si tiene diabetes, presión arterial alta o un familiar con enfermedad renal, según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK).

Su médico controlará la presión arterial alta y ordenará pruebas de laboratorio para buscar proteínas y creatinina en su orina. (La creatinina es un producto de desecho).

Si la proteína aparece en la orina tres veces durante tres meses, eso es un signo de ERC. Cuando los niveles de creatinina en su sangre son altos, la prueba le dirá cuánta función renal tiene y qué tan avanzada está su enfermedad. Si sus resultados son positivos para la ERC, su médico tiene varias herramientas para identificar la causa. Una ecografía o una tomografía computarizada de los riñones y el tracto urinario podrían mostrar un cálculo renal o un tumor que se puede tratar.

En algunos casos, se pueden extraer pequeños trozos de tejido renal (biopsia) para verificar el daño renal. Si aún no está viendo a un especialista en riñón (nefrólogo), su médico puede recomendarlo en este momento.

Mantenga sus riñones sanos

Tanto si tiene ERC como si no, puede mantener una buena salud renal si hace ejercicio con regularidad, bebe muchos líquidos, no fuma y mantiene el peso recomendado.

Si tiene ERC, debe seguir de cerca el plan de tratamiento de su médico. Su plan podría incluir estas recomendaciones del NIDDK: Controle el azúcar en sangre si tiene diabetes. Mantenga su presión arterial según lo recomendado por su médico.

Consuma menos proteínas y sal. Trabaje con su equipo de atención médica para asegurarse de que su dieta contenga cantidades saludables de los nutrientes que necesita.

Mantenga los niveles de colesterol en un rango saludable.

También es importante consultar a su médico para hacerse chequeos regulares.

Las mujeres increíbles merecen una atención increíble en Baptist Health.

La Dra. Jessica Pullen está aceptando nuevas pacientes de ginecología y embarazo.

Llame al (501) 358-6941 para programar hoy su cita o solicite una cita en línea.