BHealthy Blog

Cierre Los Ojos: La Importancia Del Sueño

Los horarios abarrotados y los calendarios sobrecargados son predominantes en el mundo actual. Entre el trabajo, la escuela, la familia, los amigos, los pasatiempos y las obligaciones sociales, es posible que sienta que no siempre puede darse el lujo de dormir bien por la noche, pero en realidad, no puede darse el lujo de no dormir lo suficiente.

Dormir a menudo se ve como un lujo del que solo se obtiene suficiente los fines de semana y durante las vacaciones, lo que desafortunadamente es una línea de pensamiento peligrosa. Los estudios demuestran constantemente que el sueño es tan importante como la nutrición y el ejercicio, y puede desempeñar un papel importante en el riesgo de varias afecciones graves. De hecho, la falta de sueño se asocia incluso con una esperanza de vida más corta.

Después de solo una noche de insomnio, ya comienza a experimentar una función cerebral deteriorada. Cuando constantemente reduce el sueño por tan solo dos o tres horas por noche, es más probable que se vuelva obeso, desarrolle diabetes tipo 2 y padezca enfermedades cardiovasculares e hipertensión. La falta de sueño también debilita su función inmunológica, haciéndolo más susceptible a los resfriados comunes y otras enfermedades. Todas estas condiciones y efectos secundarios dan como resultado una reducción de la productividad, un aumento del ausentismo laboral y micro sueño. Estos mini episodios de sueño duran entre 4 y 30 segundos y son extremadamente peligrosos si ocurren mientras conduce o se maneja maquinaria.

El sueño es la forma en que su cuerpo procesa la información que ha recopilado y se cura a sí mismo del desgaste de cada día. Al darse de siete a ocho horas de sueño cada noche, su cuerpo puede almacenar información de manera adecuada, estabilizar sus emociones, reparar su corazón, vasos sanguíneos y músculos, y regular sus niveles de hormonas e insulina. También fortalecerá su sistema inmunológico, dándole a su cuerpo el poder de combate que necesita para mantener a raya las enfermedades.

Puede ser difícil hacer tiempo para un sueño reparador, pero los beneficios merecen el esfuerzo. Comience a dedicar de siete a ocho horas diarias para dormir y comience a programar su cuerpo para que se duerma rápidamente cada noche creando una rutina de sueño. Recomendamos acostarse aproximadamente a la misma hora todas las noches y evitar la televisión, teléfonos inteligentes, tabletas y pantallas de computadora al menos 30 minutos antes de acostarse. También puede incorporar cualquier otra actividad que le parezca relajante, como tomar un té de manzanilla o leer.

Si dedica el tiempo y el esfuerzo adecuados para dormir y aún así se da vueltas y vueltas por la noche, es posible que tenga un trastorno del sueño que deba abordarse. Obtenga más información sobre los trastornos del sueño, los síntomas comunes y lo que debe hacer si cree que tiene uno.